El mes de febrero ha sido muy intenso para el movimiento climático. Celebramos triunfos en América Latina, donde les ganamos a las industrias del carbón y del petróleo. A continuación, pasamos a África, donde hubo un importante avance en el proyecto EACOP, ya que cuatro bancos retiraron sus inversiones.

¡Y el mes ni siquiera terminó! ¿Recuerdas el informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) que se publicó en agosto del año pasado? El 28 de febrero se publicará la segunda de las cuatro entregas de la más reciente evaluación del IPCC, que se centra en los efectos de la crisis climática. Ya sabemos que no serán buenas noticias, pero también sabemos que la esperanza y las soluciones viven en nuestro poder colectivo. Por eso, estamos organizando varias acciones en todo el mundo. Por un lado, para exponer el papel de la industria de los combustibles fósiles como causante de dichos efectos y, por el otro, para que nos escuchen alto y claro: somos fuertes, somos resilientes y seguiremos luchando por el futuro que todxs queremos y merecemos. Sigue con atención nuestros canales, no querrás perdértelo.

Por Si Te Lo Perdiste

Mientras los ingresos de TotalEnergies se disparan, los demás sufrimos

TotalEnergies ha publicado este mes su declaración anual de ganancias y refleja lo que ya sabíamos: están ganando MUCHO dinero a costa de nuestra salud y de nuestro planeta. ¡Registró ingresos superiores a los de cualquier otra compañía en la historia de Francia!

Como compañía, están arrasando, y con esto nos referimos a nuestro futuro. Sabemos que es a costa de las personas, porque mientras ellos celebran sus ganancias, el resto del mundo se encuentra en una crisis climática y de precios de la energía.

Para contrarrestar sus anuncios financieros, el movimiento climático recurrió ese mismo día a Twitter, para crear una ola masiva de comunicación digital que perjudicara el anuncio. Total es el ejemplo perfecto de cómo la industria de los combustibles fósiles nutre la injusticia: mientras los ejecutivos ganan dinero y hacen planes en su lujosa sede francesa, la gente de todo el mundo siente los efectos de sus sucias decisiones. Lxs activistas de varias regiones se unieron a la tormenta de tuits para exponer y conectar estos puntos: desde Europa, hasta África y América Latina, donde la gente lucha firmemente contra los proyectos que encabeza Total, como EACOP y Vaca Muerta.

Prueba sorpresa: ¿sabes quiénes son los tres principales prestamistas de la industria del carbón?

Sí, acertaste. La respuesta son los bancos.

Una investigación reveló hace poco que los bancos asiáticos siguen liderando esa lista, y de alguna manera son también quienes sostienen la industria mundial del carbón.

El 15 de febrero, Urgewald, Reclaim Finance, 350.org Japón y otras 25 ONG aliadas publicaron una investigación sobre los financiadores e inversores que están detrás de esta industria. Allí, figuraban sus actividades y la cantidad de billones de dólares (leíste bien) que han sido canalizados desde los bancos comerciales.

Con estos resultados, hoy más que nunca es el momento de que las instituciones económicas evalúen realmente el daño que están causando y pongan fin a los proyectos a base de carbón. Es necesario detener la financiación.

América Latina nos muestra el poder de la ciudadanía

En Argentina, organizaciones ecologistas, activistas, artistas, entre los muchos ciudadanos que participaron, mostraron su poder al oponerse al proyecto de exploración petrolera en la costa de Mar del Plata. Las movilizaciones se realizaron en ciudades de todo el país bajo el lema the slogan #MarSinOil y #Atlanticazo.

Gracias a esto, la justicia federal de Argentina dictó una medida cautelar que suspende inmediatamente el proyecto petrolero.

Activistas en Mar del Plata

Créditos: Ignacio Zavaleta / 350.org

ALGO PARA NO PERDERSE

Los combustibles fósiles hicieron esto

Un destructivo derrame de petróleo en cualquier entorno representa una crisis. Sin embargo, cuando tenemos cinco grandes vertidos en menos de dos meses, el mensaje está claro: es insostenible. Sabemos que ningún plan de contingencia para evitar estos accidentes es fiable. Lo único que se puede hacer es #MantenerloBajoTierra. No solo el petróleo que se ve en este desolador video, sino también el carbón y el gas. Para conseguirlo, debemos cortar la financiación de estos proyectos.

Créditos: OjoPúblico

MEJORA TUS HABILIDADES COMO ACTIVISTA

Habilidades elementales del activista

Recién estamos comenzando el año, así que ¿qué tal un buen repaso de las habilidades elementales que todx activista debe tener? Amnistía Internacional tiene algunos módulos de capacitación muy informativos que son útiles para activistas, tanto principiantes como con experiencia.

También es muy práctico, porque estos módulos te permiten aprender a tu propio ritmo y en el orden que elijas. Anímate, no te arrepentirás.

USA TU PODER

El camino hacia una Reserva Federal libre de fósiles continúa

Durante la pandemia de COVID-19, la Reserva Federal —el banco central público de los Estados Unidos— financió las compañías de combustibles fósiles con miles de millones de dólares. Necesitamos un banco central que apoye a los afroamericanos, a los indígenas y a las comunidades de color que luchan en primera línea no solo contra el COVID-19 y las injusticias raciales y económicas, sino también contra la destrucción del clima.

En lugar de eso, la Reserva Federal se abstiene de regular a los bancos que invierten en proyectos de expansión de petróleo, gas y carbón, con lo que financia activamente la crisis climática. Únete a nuestra lucha para exigirle a la Reserva Federal que actúe de inmediato a fin de combatir la crisis climática.

Ahora tenemos la oportunidad de lograr un impacto real, ya que los candidatos en forma conjunta le aportarán una gran capacidad, idoneidad y experiencia a la Reserva Federal, que tendrá en cuenta los riesgos climáticos. ¿Estás listx para actuar?

Los habitantes de İkizköy protestan a favor de un mundo habitable

Los habitantes del pueblo İkizköy, en Muğla (Turquía), se han comprometido a proteger los bosques de Akbelen. Llevan más de 200 días, y contando, de lucha para salvar esta zona natural amenazada por los efectos destructivos de las centrales y minas de carbón en Yeniköy, Kemerköy y Yatağan.

Los habitantes de estos pueblos son las comunidades de resistencia que se ven directamente afectadas por la destrucción que causan estas centrales. Su esperanza es un futuro habitable. Tu nombre en la petición puede aportar esa esperanza extra que necesitan para no rendirse y conservar los bosques de Akbelen.

Habitantes protestan en İkizköy, Muğla

Créditos: Kazım Yılmaz

La cita del mes

«No nos ganarán. Seguimos recorriendo pueblos y ciudades con el fin de instruir a las comunidades sobre los efectos del carbón». – Khadija Shekuwe, coordinadora de Save Lamu