7 diciembre, 2018

Los representantes de la sociedad civil se ven impedidos de entrar en Polonia

Activistas de diferentes organizaciones y ciudadanías, que pretendían participar en las negociaciones climáticas de la COP 24, fueron deportados a sus respectivos países

Katowice, Polonia – Fue con gran preocupación que la Climate Action Network (CAN) y sus socios descubrieron que las autoridades polacas negaron la entrada y deportaron al menos a doce miembros de grupos de la sociedad civil que pretendían participar en las negociaciones de la 24ª Ronda de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Clima, la COP 24, que se realiza en la ciudad de Katowice, del 02 al 14 de diciembre de 2018.

Las deportaciones ocurren como consecuencia de la promulgación por el gobierno polaco a principios del año pasado de una legislación aprobada exactamente para restringir la participación de los activistas en la COP 24. Varios expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas cuestionaron públicamente la compatibilidad de la ley con los estándares internacionales de derechos humanos.

«El hecho de que estos no sean casos aislados es extremadamente preocupante, vemos las acciones de las autoridades fronterizas polacas como muy serias», dijo Stephan Singer, director ejecutivo interino de la Climate Action Network (CAN). La CAN es una red compuesta por más de 1.300 organizaciones, entre ellas a 350.org, que trabajan en más de 120 países. La red reúne a la mayor parte de organizaciones no gubernamentales ambientalistas en el marco de la convención climática de las Naciones Unidas.

«La participación plena y efectiva de la sociedad civil está enraizada en la Convención y, de hecho, es imperativa en nuestros esfuerzos para una transición urgente hacia un nuevo régimen climático», defendió Singer.

Varias organizaciones de la sociedad civil registraron una fuerte objeción a los incidentes ocurridos desde el inicio de la conferencia.

«Condenamos vehementemente la deportación de colegas que no han sido autorizados a entrar en Polonia para participar en la COP 24. Por lo que entendemos, las razones para rechazar la entrada están justificadas por alegaciones de que ellos son una ‘amenaza para la seguridad nacional’. Pero estos funcionarios y voluntarios son personas comprometidas con el combate a la crisis climática que el mundo enfrenta a través de campañas por soluciones más sostenibles», afirmó May Boeve, directora ejecutiva de 350.org.

«Todos nosotros de 350.org y socios creemos que la mayor amenaza que enfrentamos a nuestra seguridad nacional e internacional es el no enfrentamiento de la crisis climática y la demora en tomar medidas urgentes y necesarias para interrumpir el uso de combustibles fósiles en las matrices energéticas mundiales. Esto se resalta en el reciente Informe Especial del IPCC sobre el calentamiento global.

«Las voces de aquellos que han sido impedidos de entrar en la COP 24 son esenciales para el desarrollo de las negociaciones sobre el clima y es inaceptable que su presencia sea impedida de esta forma. Restricciones continuas a la sociedad civil no detendrán un movimiento climático resiliente como el nuestro», concluyó Boeve.

___

La declaración está respaldada por:

350.org
Greenpeace
CAN Europe
CAN EECCA
Protect the Planet
Demand Climate Justice
SustainUS
Thanks Grassroots Global Justice Alliance
The Indigenous Environmental Network
Climate Justice Alliance
Attac
The Just Transition Alliance
Oil Change International
11.11.11
Ukrainian Climate Network
Carre Geo & Environnement
Green Network
INFORSE

MÁS CITAS

Bohdan Pękacki, director de Greenpeace Polonia:
«Al recibir la cumbre climática más importante desde París, Polonia tiene los ojos del mundo y la cuestión es: ¿qué tipo de anfitrión quiere Polonia? ¿Será que va a abrazar las demandas de las personas que exigen acción y permitir que sus voces sean escuchadas, o silenciarlas por medio de la entrada negada?»

Ann-Kathrin Schneider, miembro de Friends of the Earth Alemania:
«
Estamos trabajando en conjunto con grupos de la sociedad civil de todo el mundo en Katowice para responsabilizar a nuestros líderes y exigir una respuesta a la crisis climática. Estamos extremadamente preocupados por la decisión de las autoridades polacas de negar la entrada de individuos de nuestro grupo de socios en el país. Exigimos que todos los que quieran participar en la conferencia sobre el clima tengan permiso para entrar en el país, honrando su derecho a participar en acciones pacíficas de la sociedad civil.»

Iryna Stavchuk, directora ejecutiva del Centro de Iniciativas Ambientales Ecoaction (Ucrania):
«
La participación de representantes de organizaciones de la sociedad civil en negociaciones sobre el clima es crucial, pues ellas actúan como una palanca importante en la toma de decisiones. Todo esto es para garantizar que la realización del objetivo del Acuerdo de París de mantener el calentamiento global a un nivel de 1,5°C a 2°C se haga realidad. Consideramos inaceptables las acciones de las autoridades polacas que niegan la entrada de activistas pacíficos.»

Wendel Trio, director de la Climate Action Network Europa:
«
Es chocante y una vergüenza que uno de nuestros colaboradores que co-organizó con éxito una marcha de 65 mil personas en Bruselas la semana pasada ha sido impedido de entrar en Polonia. La gente está exigiendo la acción climática de nuestros gobiernos y debe ser apoyada por ello. El gobierno polaco tiene miedo de encarar la verdad: que también ellos necesitan actuar.»

##

CONTACTOS:

François Rogers, Director de Comunicación de CAN International, [email protected], +44 (0) 7 585 707 220

Kim Bryan, Coordinadora de Comunicación Global de 350.org, [email protected], +44 7 770 881 503