Organizaciones y movimientos sociales de Brasil, Argentina y Uruguay realizan el Primer Foro Regional por la protección de una de las reservas de agua más importantes del mundo

DSC_0039

Los expositores con Adriana Conti, presidenta de la Asociación Civil Ambientalista de Salto (Foto: 350 Argentina).

 

Diversas organizaciones y movimientos de la sociedad civil latinoamericana se reunieron el pasado sábado (12) en la ciudad de Salto, Uruguay, para el Primer Foro Regional en Defensa del Acuífero Guaraní y el XVII Foro Regional contra el Fracking. Organizado por la Asociación Civil Ambientalista de Salto “Salteños en Defensa de los Bienes Naturales” junto con 350.org Latinoamérica y COESUS Latinoamericana contra el Fracking, el encuentro tuvo por objetivo trazar estrategias conjuntas para la protección de uno de los recursos naturales más preciosos del continente y del mundo: las aguas del Acuífero Guaraní.

La apertura del Foro estuvo a cargo del Intendente de Salto, Andrés Lima, y posteriormente expusieron más tres conferencistas. Juan Pablo Olsson, coordinador de campañas climáticas de 350.org Argentina, habló sobre la geopolítica latinoamericana y la imperiosa necesidad de defender el Acuífero Guaraní. José María Aimada, de la intendencia de Rivera, Uruguay, habló sobre la preservación de las aguas superficiales y subterráneas a través de la gestión ambiental. Víctor Bacchetta, periodista ambiental de la ciudad de Canelones, Uruguay, y miembro del movimiento Uruguay Libre, ha cerrado el debate con el tema de la exploración no convencional de hidrocarburos en Uruguay.

Al fin de la jornada se redactó conjuntamente por parte de todas las organizaciones presentes el documento acerca de las perforaciones petroleras que amenazan el Acuífero Guaraní. “En la última semana, el gobierno uruguayo anunció la decisión de apoyar una moratoria del fracking en el país por cuatro años. Pero eso no es una solución, porque mantiene latente esa posibilidad y, mientras Uruguay no tenga una norma que lo prohíba, la petrolera puede apelar al contrato para realizar la explotación”, dice uno de los trechos de la carta.

El encuentro está en sintonía con las articulaciones realizadas por la Coalición Latinoamericana contra el Fracking por el Agua, Clima y Agricultura Sostenible, lanzada hace cerca de un año en Montevideo. El Foro ocurre una semana después de la marcha realizada en Cuchilla del Fuego, en el departamento de Paysandú. La manifestación reunió a centenares de personas de diferentes partes de Uruguay y Argentina en defensa del Acuífero Guaraní y de una ley que prohíba el fracking en todo el territorio nacional.

Juan Pablo Olsson, coordinador de campañas climáticas de 350.org Argentina, habló sobre la geopolítica latinoamericana y la imperiosa necesidad de defender el Acuífero Guaraní.

Juan Pablo Olsson, coordinador de campañas climáticas de 350.org Argentina, habló sobre la geopolítica latinoamericana y la imperiosa necesidad de defender el Acuífero Guaraní.

 

La industria del fracking, que ya actúa fuertemente en Argentina y tiene planes para expandirse por Brasil y Uruguay, puede contaminar de forma irreversible los depósitos subterráneos que forman la segunda mayor reserva de agua potable del planeta, que abastece a unos 55 millones de personas en los cuatro países donde está ubicada – Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

En Brasil, más de 350 municipalidades y el estado de Paraná ya han prohibido el fracking. En Argentina, la provincia de Entre Ríos también ya está libre de la tecnología. En Uruguay, las organizaciones se comprometieron a seguir promoviendo una ley que prohíba en forma definitiva la técnica de la fractura hidráulica. “No detendremos las movilizaciones de la sociedad civil hasta que se suspendan también las perforaciones”, registra el documento.

Estuvieron presentes en el Foro la Coordinadora Ambiental Todas las Manos, COESUS Latinoamericana Contra el Fracking, Foro Regional Contra el Fracking, Asociación Civil Ambientalista de Salto, Asamblea Ciudadana de Concordia, Asamblea Popular Ambiental Colón-Ruta 135, Foro Waj Mapu de Chajarí, Grupo Gensa de Paysandú, Paysandú Libre de Fracking, Paysandú Nuestro, Tacuarembó por el Medio Ambiente, 350.org Argentina, Rivera por la Vida Sustentable y el Agua, y Uruguay Libre de Megaminería.

Abajo, la íntegra del documento final.

 

PERFORACIONES PETROLERAS AMENAZAN AL ACUÍFERO GUARANÍ

El Sistema del Acuífero Guaraní está siendo amenazado en Uruguay por un plan de perforaciones en busca de hidrocarburos de la empresa petrolera Petrel Energy que puede contaminar en forma irreversible los suelos y los depósitos subterráneos que conforman la segunda mayor reserva de agua potable del planeta.

Organizaciones uruguayas y argentinas nos reunimos el sábado último en la ciudad de Salto para analizar esta situación y definir las acciones a realizar en consecuencia. El evento fue inaugurado por el Intendente departamental, Andrés Lima, quien manifestó su rechazo a la posible utilización del ‘fracking’ en la región del Acuífero Guaraní.

Las perforaciones de Petrel surgen del contrato de exploración y explotación firmado en 2012 por ANCAP con la firma estadounidense Schuepbach. Ese contrato incluye tanto hidrocarburos convencionales como no convencionales que solo son extraíbles  por la técnica altamente nociva de fracturación hidráulica o ‘fracking’.

La semana pasada, el gobierno uruguayo anunció tardíamente la decisión de apoyar una moratoria del ‘fracking’ en el país por cuatro años. No es una solución porque mantiene latente esa posibilidad y, mientras Uruguay no tenga una norma que lo prohíba, la petrolera puede apelar al contrato para realizar la explotación.

Además, ese contrato admite un arbitraje internacional en caso de divergencias entre Schuepbach y el estado uruguayo. El Artículo 19 del Código de Minería, que rige a los hidrocarburos, establece que los litigios, sin excepción, deben dirimirse bajo la jurisdicción nacional y que cualquier disposición en contrario es nula.

Hemos demostrado que, si bien estas perforaciones en Paysandú, Tacuarembó y Salto corresponden a una etapa de estudio, igualmente pueden contaminar el Acuífero. Y aunque se argumente que esto no es ‘fracking’, es obvio que estas perforaciones están preparando el terreno para esa posibilidad.

Las explicaciones de la Dinama para justificar la autorización de las perforaciones y no realizar audiencias públicas solicitadas desde las poblaciones no han sido suficientes. Estas perforaciones no son algo similar a la búsqueda de agua, como dijo el director Alejandro Nario, y no se da información clara de los químicos utilizados.

Schuepbach importó unas 168 toneladas de químicos para usar en las perforaciones, muchos de los cuales requieren un tratamiento especial por ser peligrosos para el ambiente. Pedimos informaciones a la Dinama sobre la aplicación y el destino final de estos productos, pero no hemos recibido respuestas satisfactorias.

En Argentina y Brasil, más de 300 municipios, la provincia de Entre Ríos y el estado de Paraná  han prohibido el ‘fracking’. En Uruguay, seguiremos  promoviendo una ley que prohíba en forma definitiva esta tecnología y no detendremos las movilizaciones de la sociedad civil hasta que se suspendan también las perforaciones.

El Acuífero Guaraní no es un patrimonio de una localidad ni de una nación. Más allá incluso de los cuatro países que lo compartimos, constituye un valor primordial para la Humanidad por la gigantesca reserva de agua que contiene, su ambiente y el sostén de la Vida en el planeta. Defenderlo es un deber al que no renunciaremos.

Salto, 12 de agosto de 2017.

 

Coordinadora Ambiental Todas las Manos

COESUS Latinoamericana contra el Fracking

Foro Regional Contra el Fracking

Asociación Civil Ambientalista de Salto

Asamblea Ciudadana de Concordia

Asamblea Popular Ambiental Colón-Ruta 135

Foro Waj Mapu de Chajarí

Grupo Gensa de Paysandú

Paysandú Libre de Fracking

Paysandú Nuestro

Tacuarembó Por el Medio Ambiente

350.org Argentina

350.org América Latina

Rivera por la Vida Sustentable y el Agua

Uruguay Libre de Megaminería

sigh