Derrame de óleo en território indígena (Foto: Oxfam Perú).

Continuar con uso de combustibles fosiles (carbón, petroleo, gas natural) para la generación de energía o apostar por la producción de energias limpias a base de viento, radiacion solar y/o agua? Fomentar la inversión privada para la explotación de recursos naturales no renovables, a costa de daños ambientales irreparables? Desarrollo económico o protección de recursos naturales? Este es un dilema que por decadas a aquejado a los tomadores de decisiones, quienes, sopejan los pro y contras de estas opciones en dos platillos de una balanza, y toman una decision que, sin muchas veces reconocerlo, influencia la vida de millones de personas alrededor del mundo y el futuro de nuestro planeta.

Al 2018, en un mundo donde los riesgos y efectos del cambio climático, tales como el incremento de la frecuencia e intensidad de desastres naturales, deterioro de la producción agrícola, incremento del nivel de mar, entre otros, son reconocidos internacionalmente, y acuerdos históricos, tales como el Acuerdo de Paris, ponen en la agenda mundial la clara meta de mantener el aumento de la temperatura mundial por debajo de 2°C con respecto a los niveles pre-industriales, al parecer lo segundo, protección de recursos naturales y descarbonización de la economía, esta tomando la delantera.

Sin embargo, otra realidad se refleja en algunos países cuya economía, patrimonio cultural y natural se veran más afectados por las implicancias del cambio climático. En Perú, un grupo de políticos al parecer ya realizarón esta medicion, y lamentablemente, el peso de la reactivación y promoción de la industria de combustibles fósiles ha sido mayor. Actualmente la Comisión de Energía y Minas del Congreso Peruano se encuentra debatiendo la aprobación de la Ley de Promoción de la Industria de Hidrocarburos (PL 02145/2017-PE), presentada en el 2017 por el entonces presidente Kuczynski, la cual propone modificar 22 artículos claves de la Ley N° 26221-Ley Orgánica de Hidrocarburos. La elección es clara: fomentar el incremento de la inversión privada para la extracción de hidrocarburos, alegando equívocamente, conllevará a obtener beneficios económicos en una sociedad desigual.

¿Cómo planean conseguirlo? Primero, cediendo mayor poder al Ministerio de Energía y Minas, institución que, de aprobarse tal modificación, sería la única autorizada en emitir opiniones técnicas favorables a potenciales proyectos de hidrocarburos. Esta acción limitaría el rol de otras importantes instituciones con responsabilidad ambiental tales como el Ministerio del Ambiente y la Organización de Evaluación y Ficalizacion Ambiental-OEFA. Asimismo, mediante dicha modificatoria, se planea simplificar la vía administrativa, a fin de que todos los trámites correspondientes para la aprobación de un proyecto de hidrocarburos se realicen a traves de una sola institución: PETRO PERU.

Lo último, podría generar, en un país donde la percepción de corrupcion es una de las mas altas de Lationamerica, conflicto de intereses y un peligroso espacio para el favorecimiento y aprobación de ciertos proyectos, corriendo el riesgo de llevar el proceso sin imparcialidad ni objetividad. Igualmente, como lo indica el informe legal de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA, 2018), la propuesta de extension de los plazos de actividades de exploración y explotación en los lotes de hidrocarburos de hasta 80 a 100 años sin considerar el condicionamiento explícito de terminación de contratos en funcion al incumplimiento de materia ambiental, es otro aspecto que genera alta preocupación. En un país, donde episodios de derrame de petróleo en cuerpos de agua y malas prácticas ambientales por parte de las empresas petroleras no son eventos aislados, habiéndose registrado en el 2016 y en el 2017, 7 derrames de petroleo, es inadmisible tanto social como medioambientalmente que estos aspectos no sean considerados.

Pero no sol de aprobarse tal modificatoria, se retrocederia significativamente los avances logrados con tanto esfuerzo en los últimos años con relación a la fiscalización e institucionalidad ambiental, sino, como es habitual en un paises con altos niveles de pobreza y desigualdad, las comunidades indígenas y nativas serían las mas amenazadas. En vista de ello, no solo agencias ambientales han levantado su voz de protesta, sino tambien varias federaciones indígenas lo han realizado, exigiendo que se realice un proceso de consulta previa.  Esto es lo mínimo que se podría realizar, en vista de que dicha modificatoria, tal cual esta redactada, podría conllevar al incremento de malas practicas ambientales (derrames de petroleo), poniendo en peligro la vida y fuente de alimento de dichas comunidades.

En un contexto internacional donde la urgencia de que todos los países actúen coordinadamente para reducir significativamente la emisión de gases de efecto invernadero, principal causa del cambio climático, es increíble y alarmante que la propuesta de modificatoria de la Ley de Hidrocarburos no contemple aspectos relacionados con la diversificación de fuentes de energía y conversión progresiva a energías renovables. Sorprendentemente, en el Perú, país con gran potencial para el desarrollo de energías renovables, actualmente solo el 2.7% de la matriz energética proviene de energías limpias, no habiendo alcanzado la humilde proyeccion de llegar a 5% para el 2018, muy por debajo de nuestros paises vecinos.

Esta claro: Perú, tal como otros paises en desarrollo, son los que emiten menores cantidades de gases de efecto invernadero, a comparación de países altamente industrializados. Sin embargo, reducir el uso de combustibles fósiles, a fin de no continuar intensificando los efectos de cambio climático, es una responsabilidad mundial. Paises tales como el Perú tienen la obligación de no continuar por el camino de desarrollo económico el cual no sera sostenible en el futuro, en cambio tienen la tarea de apostar por estratégias de inversión que a largo plazo generen las menores tasas de emisión, crucial para lograr un futuro equitativo y justo para la poblacion mundial.

En teoría, los politicos miden y sopesan las opciones de desarrollo en esta balanza imaginaria, considerando el bienestar y opinion general de la población. En paises, donde la falta de conocimiento técnico de algunos políticos, gobernanza ineficiente y corrupcion es común, esta condición no se cumple. En este escenario, nuestra responsabilidad como ciudadanos y perjudicados por los efectos de cambio climático es aún mayor.

Infórmate sobre los planes de reducción de emisiones de tu país, sobre las acciones que esta tomando tu gobierno para mitigar los efectos del cambio climático, busca una plataforma donde compartir tus opiniones, y usala para alzar tu voz en contra de acciones que claramante afectarán la sostenibilidad del lugar al que llamas hogar. Forcemos que la protección de recursos naturales y producción de energias limpias pese más esta balanza imaginaria, y que nuestros governantes tomen las mejores decisiones para el futuro de nuestro planeta.

 

* Fabiola Espinoza es una Bióloga nacida en Lima, Perú. Tiene 5 años de experiencia trabajando en áreas naturales protegidas, gestión ambiental basada en la comunidad y voluntariado internacional en Perú. Actualmente esta cursando una Maestría en Ciencias, Política y Gestión Ambiental en la Universidad Europea Central (Budapest, Hungría).

sigh