3 octubre, 2016

Instituciones católicas alrededor del mundo retirarán sus inversiones de combustibles fósiles, en el mayor anuncio de desinversión hecho por organizaciones religiosas

Imágenes de las organizaciones que desinvierten disponibles aquí.

GLOBAL — Hoy, en el día la Fiesta de San Francisco de Asís, instituciones y comunidades católicas en todo el mundo celebraron la culminación de la Temporada de la Creación, que ocurre durante un mes, con el mayor anuncio conjunto sobre su decisión de retirar inversiones de los combustibles fósiles.

Las comunidades católicas que se comprometen a modificar la gestión de sus finanzas, alejándolas de la extracción de combustibles fósiles, incluyen: los Jesuitas de la Provincia Inglesa de Canadá; la Federación de Organizaciones Cristianas para el Servicio Internacional Voluntario (FOCSIV) en Italia; la Sociedad de la Presentación de Australia y Papúa Nueva Guinea; SSM Health en los Estados Unidos de Norteamérica; la Diócesis del Espíritu Santo de Umuarama en el estado brasileño de Paraná; la Sociedad Misionera Internacional de San Columbano, basada en Hong Kong y con presencia internacional en 14 países; y las Hermanas Salesianas de Don Bosco – Hijas de María Auxiliadora de Cristianos en Milán y Nápoles (Italia).

Los compromisos abarcan desde retirar las inversiones del carbón, como es el caso de la institución de atención a la salud SSM en Estados Unidos, hasta cambiar el destino de los fondos retirados para invertirlos en energía limpia y renovable, como anunció la FOCSIV. La Diócesis de Umuarama, en el Estado de Paraná, Sur de Brasil, constituye tanto la primera diócesis como la primera institución latinoamericana en comprometerse a retirar sus inversiones de los combustibles fósiles. La diócesis está tomando medidas para convertirse en Baja en Carbono y es parte de COESUS – Coalición No Fracking Brasil por el Clima, Agua y la Vida.

Inspirados por la encíclica Laudato Si’, del Papa Francisco, la Diócesis de Umuarama anunció que celebrará una vigilia por los afectados por el cambio climático. En colaboración con 350.org, desarrollarán un plan de eficiencia energética y autogeneración de energía solar y de biogas a partir de residuos orgánicos que se aplicará en edificios parroquiales y casas de formación, y alentará a los miembros de la diócesis y de la comunidad a replicar este modelo de eficiencia energética en industrias, comercios, oficinas y casas, a fin de promover la independencia energética y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. También capacitará a miembros de la diócesis y otras instituciones católicas para reducir sus emisiones de CO2.

El movimiento de desinversión en combustibles fósiles fue reconocido durante la presentación del mensaje del papa Francisco en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación por parte del cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, cuando señaló que el papa Francisco sugiere que “la presión social – incluida la que se genera al boicotear ciertos productos – puede obligar a las empresas a considerar su huella ambiental y sus patrones de producción. La misma lógica impulsa al movimiento de desinversión en combustibles fósiles”.

Importantes organizaciones ortodoxas, católicas, protestantes y anglicanas se reunieron entre el 1º de septiembre (Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación) y el 4 de octubre para observar la Temporada de la Creación, convocando a los 2200 millones de cristianos en el mundo a orar y actuar para cuidar de la Tierra.

La necesidad urgente de detener toda infraestructura nueva de combustibles fósiles se destacó en un informe reciente que encontró que las emisiones potenciales de carbono a partir del petróleo, gas y carbón contenidos en los yacimientos y minas actualmente operativos en el mundo aumentarían la temperatura de nuestro planeta en más de 2 °C para el final de este siglo, y que aunque no se usara carbón, las reservas en petróleo y gas por sí solas generarían un calentamiento de más de 1.5 ºC.

La campaña para retirar inversiones de combustibles fósiles es la campaña de desinversión de crecimiento más acelerado en la historia, según  un informe de la Universidad de Oxford. Hasta la fecha, casi 600 instituciones, con un valor conjunto de más de 3400 billones de dólares, han anunciado compromisos de desinversión.

 

###

Citas:

“El cambio climático afecta ya a las comunidades más pobres y marginadas a nivel mundial, en forma de sequía, elevación de los niveles del mar, hambruna y climas extremos. Estamos llamados a asumir una posición al respecto.” Peter Bisson SJ, Provincial de los Jesuitas de la Provincia Inglesa de Canadá.

 

“Este anuncio constituye para la FOCSIV un importante compromiso con la justicia climática: estamos totalmente convencidos de que para luchar contra el cambio climático debemos actuar sobre el origen del problema mediante el retiro del apoyo financiero a la industria de los combustibles fósiles y su reinversión en energías renovables. VIDES, una ONG católica miembro de la FOCSIV, ha recibido con beneplácito el mensaje de Laudato Si’ y Desinversión, obteniendo el importante anuncio de las Hermanas Salesianas de Don Bosco italianas. Continuaremos dirigiéndonos a institutos religiosos: juntos, como católicos, tenemos el deber moral de ser la prueba de un compromiso concreto para detener la crisis climática y promover la justicia ambiental.  Gianfranco Cattai, Presidente de la FOCSIV.

 

“La Sociedad de la Presentación de Australia y Papúa Nueva Guinea se ha comprometido a trabajar a favor del retiro de inversiones que sean a expensas del medioambiente, los derechos humanos, la seguridad pública y las comunidades locales. Las Hermanas de la Presentación en Australia y Papúa Nueva Guinea creen que la sanación del planeta se dará solo con el cuidado de la Tierra y de toda la comunidad de vida. Somos un único planeta y una única comunidad de la Tierra, y tenemos un destino común”. Hna. Marlette Black, P.B.V.M., presidenta de la Sociedad de la Presentación de Australia y Papúa Nueva Guinea.

 

“Como organización católica con una misión, SSM Health siempre ha tenido una profunda conciencia sobre la importancia de cuidar de nuestros recursos naturales. Nuestro compromiso renovado con el medioambiente mantiene nuestra coherencia en palabras y acciones con las Hermanas Franciscanas de María, nuestra congregación fundacional, y con la encíclica sobre cambio climático emitida por el papa Francisco en junio de 2015.” William P. Thompson, Presidente/Director Ejecutivo de SSM Health.

 

“Como Obispo de la Diócesis de Umuarama, en comunión con la iglesia católica y atento al llamado del evangelio, entiendo con claridad el mensaje del Papa Francisco en Laudato Si’, es un llamado a cuidar de nuestra Casa Común a través de iniciativas que protejan la vida en todas sus formas. No podemos someternos y continuar permitiendo que los intereses económicos que persiguen exorbitantes ganancias antes que el bienestar de la gente, destruyan la biodiversidad y los ecosistemas, ni que continúen dictándonos un modelo energético basado en combustibles fósiles. Sabemos que Brasil cuenta con una abundante oferta de fuentes de energía renovables y limpias que no dañan a nuestra Casa Común. Nuestra propuesta para convertir la Diócesis de Umuarama en Baja en Carbono es una forma práctica de atender al llamado de Laudato Si’”. Dom Frei João Mamede Filho, Obispo de la Diócesis de Umuarama.

 

“Los Columbanos tenemos una larga historia de compromiso en el cuidado de la Tierra como parte de nuestra identidad misionera. Vemos nuestra política de Inversión Social y Ambientalmente Responsable como una importante expresión de ese compromiso, y por ello estamos explorando formas de dirigir nuestras inversiones hacia fondos que respondan positivamente a nuestros temas prioritarios, tales como las energías renovables, las microempresas comunitarias y las iniciativas de paz.” Fr. Kevin O’Neill, Superior General de los Misioneros Columbanos.

 

“Todas las Conferencias de Obispos del mundo llamaron a ‘poner fin a la era de los combustibles fósiles’ en una podersoa declaración el año pasado. El anuncio de desinversión de estas instituciones católicas es simplemente una actualización de sus políticas de inversión que da seguimiento al llamado de los Obispos.” Tomás Insúa, Coordinador Global del Movimiento Climático Católico Mundial.

 

“La diversidad y distribución global de las organizaciones que participan en este anuncio conjunto muestran que el liderazgo de las comunidades católicas va más allá de las oraciones y toma medidas concretas en respuesta a las repetidas convocatorias del papa Francisco para conservar nuestro hogar compartido. Celebramos este anuncio y esperamos que el mensaje que transmite llegue a personas de todos los credos e inspire a más instituciones católicas, incluido el mismo Vaticano, a eliminar la influencia dañina de la ambición de la industria de combustibles fósiles sobre nuestras economías y sociedades, y presionar a favor de fuentes de energía justas y limpias para toda la humanidad”. Yossi Cadan, Activista Sénior de la Campaña de Desinversión de 350.org.

 

“Para las personas religiosas, el objetivo de la desinversión es poner a la industria de combustibles fósiles en quiebra moral, no en quiebra financiera. Es de esperar que como resultado de la obligación de gestionar sus recursos, estas compañías inviertan en formas de energía renovable”.  Padre columbano Sean McDonagh, eco-teólogo referente internacional.

 

“Como cristianos católicos, sabemos que nuestra participación importa. Importa moralmente; le importa a Dios. Retirar inversiones de compañías que siguen extrayendo combustibles fósiles constituye un paso necesario y significativo hacia la construcción de un mundo energizado por los dones de Dios – como el sol y el viento. Podemos cambiar la dirección de nuestro ímpetu, alejándolo de los gases invernadero y de la muerte, y dirigiéndolo hacia la creatividad, las fuentes de energía limpia y la esperanza”. Nancy M Rourke, PhD, Profesora Asociada y Directora de Estudios Católicos en Canisius College.

 

“Como parte de un movimiento global, no vamos a admitir que la industria de los combustibles fósiles siga poniendo en peligro la vida de millones de personas en todo el mundo. Desinvertir de combustibles fósiles es la única manera de contener el cambio climático. Este anuncio conjunto es muy importante porque demuestra el compromiso de las comunidades católicas con la seguridad del planeta, pues ya no podemos seguir apostando por la energía altamente contaminante. Necesitamos urgentemente reducir nuestras emisiones de CO2. Para ello es fundamental incentivar el crecimiento de las energías renovables.” Juliano Bueno de Araujo, coordinador de la campaña de clima de 350.org Brasil.

 

###

Contactos para medios:

Nathália Clark, Coordenadora de Comunicación de 350.org Brasil y América Latina – nathalia@350.org / +55 61 98160-5551
Christina Leano, Movimiento Climático Católico Global, christina@catholicclimatemovement.global, +1 786 459 5667