350.org pide a la UNESCO poner la cultura antes que el carbón

Activistas climáticos piden que la UNESCO intervenga para proteger sitios Patrimonio de la Humanidad en riesgo por el desarrollo de la industria del carbón

ERS_9633

En menos de una semana, los delegados de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) arribarán a Cracovia, Polonia, para una reunión del Comité del Patrimonio de la Humanidad del 2 al 12 de julio, para debatir cómo proteger nuestras más preciadas maravillas naturales y tesoros culturales. Los activistas reunidos hoy frente al cuartel general de la UNESCO buscaban llamar la atención hacia los sitios Patrimonio de la Humanidad que están amenazados por el desarrollo de la industria del carbón. Pidieron a la UNESCO posicionarse como un líder contra el cambio climático evitando que el desarrollo de la industria del carbón arruine los sitios Patrimono de la Humanidad y pidiendo a los gobiernos del mundo que cumplan el Acuerdo de París. Varias comunidades también piden que estos lugares se incluyan en la lista de sitios en peligro.

Activistas climáticos de 350.org crearon hoy un lúgubre retablo frente a las oficinas centrales de la UNESCO en París. Diez activistas, vestidos de negro para representar el sombrío futuro de los ecosistemas y las comunidades que están en riesgo a causa del carbón, desplegaron una pancarta con la frase “Protejan la Cultura, no el Carbón” y simbólicamente erigieron montículos de carbón vegetal, como los que se hacen con piedras en las montañas para ayudar a los viajeros extraviados a encontrar su camino de vuelta.

La UNESCO tiene la tarea de proteger el patrimonio cultural y natural de nuestro planeta — lugares como la Gran Barrera de Coral en Australia; innumerables sitios en Turquía como el templo de Hécate, en Lagina (Yatagan) y la antigua ciudad portuaria de Kyme; los manglares de Sundarbans en Bangladesh; la Isla de Lamu en Kenia, un lugar con 700 años de historia de intercambios culturales; o incluso los Parques Nacionales del Iguazú y de las Emas, en Brasil, y el Parque Nacional Los Glaciares, en Argentina.

Muchos de estos lugares tan especiales actualmente sufren un enorme riesgo de ser dañados o destruidos por proyectos de combustibles fósiles – ya sea a través de los impactos del cambio climático que continua empeorando, o más directamente, conforme enormes nuevos proyectos de la industria del carbón se planean en zonas cercanas a estos sitios Patrimonio de la Humanidad. Fue entregue una petición de 350.org, firmada por 51 mil personas, en apoyo a los esfuerzos de la institución para proteger estos lugares de Valor Universal Excepcional.

“A la industria de los combustibles fósiles le gustaría mantener la fealdad del carbón fuera de la vista y las preocupaciones de la gente”, dijo Nicolás Haeringer, de la campaña de 350.org. “Sin embargo, no importa cuanto lo intenten porque el impacto destructivo de los combustibles fósiles simplemente no puede ignorarse. Estamos aquí para evidenciar estas amenazas del carbón y recordar a los delegados de la UNESCO que tienen en sus manos las esperanzas de miles de personas de todo el mundo, para que estos lugares únicos y valiosos se mantengan a salvo para las futuras generaciones”.

“El calentamiento global ya ha dejado de ser una amenaza futura y pasó a ser algo concreto, afectando a miles de personas en todos los países de América Latina. Si queremos dejar para las generaciones futuras un planeta en el que valga la pena vivir, necesitamos mantener el carbón, el petróleo y el gas en el subsuelo. De lo contrario, las únicas herencias que dejaremos será un mundo arruinado, con paisajes y comunidades destruidas”, dijo Nicole Figueiredo de Oliveira, directora de 350.org Brasil y América Latina.

350.org pide a los funcionarios de la UNESCO que demuestren su liderazgo enfrentándose a los proyectos de combustibles fósiles que causan el cambio climático catastrófico y comprometen nuestro patrimonio global. La UNESCO está en proceso de desarrollar unos ‘Principios éticos en relación al cambio climático’, actualmente en borrador, y deben finalizarse durante su Conferencia General en noviembre de 2017.

Algunos de los sitios Patrimonio de la Humanidad que enfrentan las mayores amenazas por los proyectos de carbón y el cambio climático están listados abajo:

    1. Manglar de Sundarbans: El gobierno de Bangladesh está tratando de construir una planta térmica de carbón en medio del bosque de manglar de Sundarbans, que sostiene a especies en peligro de extinción, el sustento de comunidades pescadoras y la protección del país entero ante los tifones. Las cenizas de carbón y el tráfico de barcos cambiarían drásticamente el ecosistema que mantiene a este sitio Patrimonio de la Humanidad con vida. 
    2. Isla de Lamu: Durante 700 años, las culturas swahili, árabe, india y europea han convivido en el casco histórico de Lamu, Kenia. Ahora, el gobierno de Kenia, junto a la Compañía Amu Power han aprobado el Proyecto de Carbón de Lamu, la primera termoeléctrica de carbón del país. Este nuevo y expansivo proyecto de carbón tendrá profundos impactos negativos sobre el pequeño pueblo de Kwasasi, alterando para siempre la ecología marina de Lamu. 
    3. La Gran Barrera de Coral de Australia: Más del 50% del arrecife ha muerto por efecto de la temperatura cada vez mayor del océano, en un segundo año de blanqueamiento sin precedentes, que ha afectado a dos tercios del arrecife en total. El Gobierno de Australia ha aprobado la mayor mina de carbón del mundo — la mina de Adani, en Queensland — que supondría que el carbón se transportaría en barcos a través del arrecife, sometiéndolo a riesgos adicionales por el polvo de carbón, los dragados y los potenciales accidentes marítimos. 
    4. Turquía: Incontables lugares históricos están en peligro en Turquía. Entre ellos está el templo de Hécate en Lagina (Yatagan), la antigua ciudad portuaria de Kyme y la fortaleza bizantina de Pegae. Muchos más podrían verse amenazados si Turquía prosigue con sus planes de construir aún más plantas de carbón.