17 agosto, 2016

Exxon mató los arrecifes: Comunidades costeras denuncian a la industria de los combustibles fósiles por la muerte los arrecifes de coral del mundo

Foto: BioQuest Studios

Foto: BioQuest Studios

Fotos e imágenes de vídeo disponibles aqui

GLOBAL — Como si se tratara de la escena de un crimen, los submarinistas de comunidades costeras alrededor del mundo han precintado arrecifes de coral muertos durante una serie de inmersiones para mostrar el daño catastrófico causado a este valioso ecosistema y señalar a la industria de los combustibles fósiles como culpable de esta pérdida. Una serie de fotografías recogidas en las Islas Marshall, Samoa, Fiyi, la Gran Barrera de Coral australiana, Florida y las Islas Andamán han sido difundidas para mostrar el impacto del peor blanqueo masivo de coral en la historia registrada, y cómo este hecho es una de las consecuencias de la conducta irresponsable de Exxon y de las compañías de combustibles fósiles que están entorpeciendo la acción climática global.

Las investigaciones recientes confirman que las temperaturas marinas por encima de la media que están causando esta decoloración en 38 países son el resultado del cambio climático inducido por el ser humano, en contra del argumento de la contaminación local previamente esgrimido, y que la industria de los combustibles fósiles es la principal culpable de estos impactos. Desde el siglo pasado, compañías como Exxon han decidido ignorar las advertencias de sus propios científicos y, en su lugar, han estado dedicando recursos para el engaño deliberado de la ciudadanía a través de la financiación de grupos negacionistas del cambio climático, la oposición a las resoluciones de los accionistas respecto al clima y la obstrucción a la acción climática.

Lo que una vez fueron arrecifes de colores brillantes y llenos de vida se han vuelto primero blanquecinos y después de color marrón oscuro a medida que los corales mueren y se cubren de algas. En lugares como la Gran Barrera de Coral, hasta un 50% de los arrecifes que antes estaban sanos han sido blanqueados y muertos.  En Norteamérica, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, según sus siglas en inglés) prevé que la isla de Guam, la Mancomunidad de las Islas Marianas del Norte, Micronesia Oriental y la isla de Hainan, en China, podrían sufrir el peor blanqueo en los próximos meses, además de cierta decoloración en Hawái y en varios lugares del Caribe.

Este fenómeno comenzó en 2014 con decoloraciones desde el Pacífico Occidental hasta Florida. En 2015, este hecho alcanzó una escala global, pero principalmente a causa de los impactos del calentamiento climático, ya que gran parte del blanqueo sucedió antes de la llegada del fenómeno de El Niño de 2015/2016. Los arrecifes proporcionan soporte a aproximadamente el 25% de todas las especies marinas, así que una muerte masiva de los corales podría poner en riesgo el medio de sustento de 500 millones de personas, con pérdidas de 375.000 millones de dólares anualesen bienes y servicios.

Exxon es un ejemplo de cómo las compañías de combustibles fósiles han amasado cientos de miles de millones, al tiempo que sabían que estaban destruyendo algunos de los lugares con mayor biodiversidad de la Tierra, y mientras financiaban una extensa red de negación del cambio climático. En Latinoamérica, Exxon ha adquirido recientemente dos lotes para la exploración de petróleo y de gas de esquisto en la Cuenca de Ceará y en la Cuenca Potiguar, en Brasil, y está planeando invertir más de 10.000 millones de dólares en las próximas décadas en Vaca Muerta, uno de los mayores depósitos de gas de esquisto del mundo, situado en la Patagonia argentina.

La atracción por el ‘oro negro’ ha impulsado grandes inversiones en Vaca Muerta, que ha experimentado un importante crecimiento de la población, pasando de tres mil a seis mil habitantes en menos de dos años. Su población tradicional experimenta un choque entre una economía de subsistencia y la actividad extractiva en un territorio dominado por el sector de los hidrocarburos y donde la violación de los derechos humanos prevalece. Por su parte, las cuencas brasileñas albergan ecosistemas que tienen un papel crucial en la conservación de especies como el manatí.

###

Citas:

“El blanqueo de la Gran Barrera de Coral resulta devastadora para toda mi comunidad. Los Gimuy Walubarra Yidinji han cuidado de este arrecife desde hace miles de años.  Es un recurso cultural y económico vital, no sólo para nuestro pueblo, sino para todos los pueblos. Pido a Exxon, a AGL y a las otras compañías de combustibles fósiles que piensen muy cuidadosamente sobre lo que están haciendo. Hablan de la negación del cambio climático, fingen esgrimir argumentos científicos, pero en realidad tiene que ver con su enorme codicia. Ahora no tenemos tiempo para sus excusas. La codicia está llevando nuestro planeta hacia el desastre. ” Profesora Asociada Henrietta Marrie, CDU, anciana de los Gimuy Walubarra Yidinji, Cairns, Australia.

“Las Islas Andamán son frecuentadas por turistas de todo el mundo, cuya intención principal es disfrutar de los preciosos arrecifes de coral, tal y como aparecen en internet. Como los lugares menos profundos están descoloridos, las personas que no saben nadar y los principiantes, que aquí constituyen la mayor parte de los turistas, se llevan una decepción. Ellos vuelven a sus casas y se lo comunican a la gente de su entorno, y esto lleva a la reducción de la actividad de buceo y al consiguiente impacto en el sustento económico de muchas tiendas dedicadas al submarinismo que ganan dinero de esta actividad.” Subhash Chandran, Instructor de Buceo de SSI, Islas Andamán, India.

“La rápida muerte de tanto coral en todo el mundo este año es una tragedia para la gente que depende de estos ecosistemas. Lo que lo hace aún más horrible es el hecho de que podía haber sido prevenido si Exxon y sus secuaces hubieran dicho la verdad sobre el cambio climático cuando la conocieron. No es una hipérbole decir que han matado el arrecife; es una simple cuestión de física y de biología,” Bill McKibben, Consejero Superior y Cofundador de 350.org.

“Después de más de dos años de decoloración coralina, el fenómeno global del blanqueo continuado de los corales sigue en pleno desarrollo. El 2016 ya nos ha traído la decoloración en gran parte de los trópicos del planeta, y la temporada de blanqueo en el hemisferio norte está aún arrancando. En muchos lugares, como la parte norte de la Gran Barrera de Coral y en las islas del Pacífico ecuatorial central, el blanqueo y la muerte de corales ha sido mucho peor que todo lo visto hasta ahora — en muchos casos en los arrecifes más remotos o mejor gestionados. La decoloración generalizada de corales es un problema nuevo, provocado por el calentamiento global en la década de los ochenta y que sigue creciendo en intensidad y regresando de manera más frecuente. A menos que consigamos volver a bajar el CO2 atmosférico a los niveles que eran saludables para los arrecifes de coral, vamos a perder uno de los ecosistemas más diversos y valiosos de la Tierra.” C. Mark Eakin, Doctor, Coordinador de NOAA Coral Reef Watch.

“Los últimos 14 meses consecutivos han sido los más cálidos de la historia registrada y, a día de hoy, Exxon sigue ayudando a financiar una extensa red dedicada a la negación del cambio climático. Los ejecutivos de Exxon nos han robado toda una generación para la acción climática — implicándose en el peor caso de fraude potencial en la historia.  Seguiremos difundiendo nuestro mensaje para exigir responsabilidades a la industria de los combustibles fósiles por sus crímenes climáticos.” Aaron Packard, jefe del Programa de Impactos Climáticos de 350.org.

“El daño que estamos viendo en la Gran Barrera de Coral es desolador. Estamos siendo testigos de un ecocidio en pleno proceso. Hemos estado enseñando a buceadores en estos arrecifes durante más de 30 años, es nuestro medio de sustento y nuestro hogar. Ver los corales sin vida y cubiertos de algas marrones, los mismos que un día estaban llenos de vigor y de colores vibrantes, y saber que esto está causado por la búsqueda del dólar, es peor que irresponsable; es criminal.”  Jon Burnett, Instructor de Buceo y Ecólogo Marino, Port. Douglas

“La resistencia contra el fracking ha crecido progresivamente en toda Latinoamérica. Cada vez más gente se ha dado cuenta de las serias amenazas que esta actividad representa para el medioambiente, el agua, el aire y la salud de las poblaciones locales. Seguiremos informando y empoderando a los ciudadanos para que presionen a las autoridades para detener la destrucción de los recursos marinos y terrestres de los que dependen las personas. Mientras tanto, esperamos que las compañías hagan su parte y dejen de invertir en energías del siglo pasado.” Nicole Figueiredo de Oliveira, Directora de 350.org Brasil y Latinoamérica.

###

Contacto: Nathália Clark, nathalia@350.org, +55 61 98160-5551