20 septiembre, 2016

Lanzan parlamentarios del continente Coalición Latinoamericana contra el Fracking

COMUNICADO DE PRENSA Para difusión Inmediata

20 de septiembre de 2016

Contacto: Nathália Clark, nathalia@350.org, +55 61 98160-5551

 

MONTEVIDEO, URUGUAY – Representantes del Parlamento Latinoamericano, líderes  eclesiásticos y de la sociedad civil, presentaron este lunes la Coalición Latinoamericana contra el Fracking por el Agua, el Clima y la Agricultura Sostenible,  marcando el arranque de una agenda común cuyo principal objetivo es la prohibición del método no convencional de extracción del gas de lutita (shale gas) por fracturación hidráulica (fracking), en el continente.

La Coalición es una iniciativa para expandir a la región los esfuerzos de COESUS – Coalición No Fracking Brasil por el Clima, el Agua y la Vida. La presentación se llevó a cabo durante el evento titulado “Los Peligros del Fracking en América Latina”, organizado por 350.org y el Parlamento uruguayo en el Palacio Legislativo de la capital uruguaya, ccomo parte de la programación paralela de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat).

Los participantes intercambiaron experiencias en la lucha contra el fracking en Argentina, Uruguay y Brasil, y acordaron la formación de un frente amplio para la construcción de estrategias conjuntas para la protección del agua, el suelo y la agricultura en América Latina

La prohibición del fracking en el continente asegurará la preservación del acuífero Guaraní, la mayor reserva de agua subterránea en Sudamérica y uno de los acuíferos más grandes del mundo. El Guaraní abastece de agua a 55 millones de personas en cuatro países: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

En Uruguay, cinco provincias han aprobado leyes locales para la prohibición del fracking, y hay más propuestas en proceso. La provincia de Entre Ríos, en Argentina, también ha logrado la prohibición de esta técnica. En Brasil ya son más de 100 las ciudades libres de fracking, como resultado directo de las acciones de COESUS a través de su campaña No Fracking Brasil.

Además de amenazar la salud de las personas, contaminar el suelo, el agua y el aire, e impactar negativamente la agricultura, el fracking también agrava el problema del cambio climático al liberar grandes cantidades de metano, que es un gas de efecto invernadero 25 veces más contaminante que el dióxido de carbono (CO2).

Los países donde el fracking ya se utiliza, como Argentina y los EEUU, han experimentado enormes pérdidas ambientales, sociales y económicas por su causa. Otros como Alemania, Escocia y Francia han prohibido definitivamente esta técnica en sus territorios. Actualmente existen áreas identificadas para la exploración mediante fracking en Bolivia, Chile, Colombia, Venezuela, Paraguay, Uruguay, Argentina, Brasil y México; los últimos tres países poseen las mayores reservas de gas de lutita en el continente.

 

###

 

Citas

 

“La verdadera riqueza de América Latina no es el petróleo ni el gas, sino el agua y el suelo, que hacen posible la vida y son la principal forma de subsistencia de diversas comunidades. Pueblos prósperos que se desarrollan en sintonía con los ecosistemas donde viven. Está comprobado que no hay prosperidad donde se destruye la naturaleza.” – Carol Aviaga, Senadora de la República de Uruguay.

 

“Si la sociedad y los gobiernos no se movilizan para contener la entrada de esta actividad en sus respectivos países, no sólo las comunidades locales sufrirán sus impactos, sino también el resto del mundo. La práctica del fracking va en contra del movimiento global que combate el cambio climático, y de la economía baja en hidrocarburos, como alternativa energética sostenible, renovable y socialmente justa. En un momento en que el planeta vive impactos severos como resultado del incremento contínuo de la temperatura terrestre, es cada vez más importante construir estrategias conjuntas para enfrentar a los combustibles fósiles.” –  Nicole Figueiredo de Oliveira, directora de 350.org en Brasil y América Latina.

 

“Muchos de los países amenazados por el fracking basan sus economías en la actividad agrícola, por lo que es esencial asegurar que la industria agropecuaria latinoamericana se mantenga libre de contaminación. La prohibición del fracking en el continente no sólo protegerá la salud de las personas, los animales y el medio ambiente, sino que también garantizará la competitividad de los productos en el mercado internacional, toda vez que diversos países ya están estableciendo restricciones a la importación de alimentos provenientes de áreas con explotación de gas de lutita.” – Juliano Bueno de Araújo, coordinador de campaña de 350.org y fundador de COESUS.

 

Para ver fotos del evento, acceda aquí

Para más información sobre el evento, acceda a:

http://www.peligrosdelfracking.org/

 

###